Difícil odiar a quien amo; imposible recordar lo lindo sin el veneno

El puente de sentimiento se destrozó por el fuego de despecho

pero aún las cenizas viven, lloran por el hombre que me brindó amor vacío

Lo cierto es que como éramos ya no existe y como empezamos con la semilla de quienes somos hoy día

Solo quedan rasgos de dolor pintado con sonrisas

-EJP

Advertisements